Terapeuta:                                
    Viviana Micheli I
Biomagnetismo
Reiki II
Terapia Esencias Florales de Bach
    Pedir hora al Teléfono 09/ 532 64 72
Cuando se usan imanes para obtener información de las alteraciones que presentan
los distintos sitios de nuestra anatomía, se logra establecer en forma meticulosa el
sitio donde se radica el problema y también los microorganismos asociados  a la
lesión en determinados casos, mediante bioenergética.
En muchos pacientes hay tambien involucrados factores psíquicos y emocionales,
que alteran su armonia energética .

                                                                                                                        
                                          
                                                                                             SE PUEDE RESTABLECER EL
EQUILIBRIO
ENERGETICO PAULATINAMENTE.


1. El par biomagnético

Isaac Goiz, médico fisiatra mexicano, describió por primera vez el concepto de  Par
Biomagnético , en el que mediante el uso de un imán se pueden detectar alteraciones
del pH en distintos órganos y tejidos, permitiendo así el desarrollo de diversas
alteraciones celulares.

En cada uno de estos puntos, que puede presentar acidificación local o alcalinización de
su pH, crean así las condiciones para el desarrollo de microorganismos, responsables
en última instancia del trastorno del metabolismo celular y que finalmente explican la
aparición de síntomas y signos asociados a una determinada enfermedad.

Si en un determinado punto se acidifica el entorno celular, favorece la instalación de
virus; si por el contrario, se alcaliniza el entorno celular, se albergan diversas bacterias.
Y toda enfermedad se apoya en dos puntos anatómicos, relacionados entre sí por sus
características bioenergéticas, aunque están ubicados a veces muy distantes. Y esos
puntos resonantes el Dr.Goiz los denomina "
par biomagnético",  y cuando se produce
acidosis local en un punto del par, en el otro par resonante hay alcalosis local.

Por lo tanto, siguiendo este razonamiento, en el punto acidótico habitan virus y en el
alcalinizado, bacterias.

Y una vez detectados estos puntos al rastrear con un imán, se pone el imán en el otro
punto especificado para ese par en particular, y se corrige la alteración de pH.

Al usar este concepto, Goiz se apoya en el hecho extraordinario que fue descubierto por
el Dr. George Goodheart en los años sesenta, un método de
diagnóstico a través del
principio de "respuesta muscular inteligente"
usado como tests musculares en
Kinesiología para diagnosticar con precisión el funcionamiento de las glándulas y
órganos del cuerpo: esto es, al aplicar un imán en el hemicuerpo derecho de un
individuo, se acorta la pierna derecha uno o más centímetros si detecta una alteración
acidótica del pH local. Y se elonga la misma extremidad si detecta un campo
alcalinizado con el imán.

2.        Un poco de historia

Los griegos describieron por primera vez la existencia en occidente de piedras
poderosas o magnetitas. Galeno empleaba magnetos para el tratamiento del dolor. Y
describieron su poder medicinal en ciertas patologías específicas. Pero paralelamente
ya en Oriente, en China principalmente , se usaban para reducir molestias dolorosas y
especialmente la fatiga.

En el siglo IV, Marcel, filósofo y médico francés, aconsejaba llevar un imán alrededor del
cuello para aliviar los dolores de cabeza. En el siglo VI, Alejandro de Tralles utilizaba
imanes para tratar el dolor de las articulaciones.  

El médico árabe Ibn Sina,  conocido como Avicena (siglo X) trataba a sus pacientes de la
depresión con magnetos.

Y en Persia un médico describió la utilización de imanes en casos de gota y  dolores
musculares (año 1000) .

Paracelso, médico del siglo XVI fue uno de los primeros en postular que la Tierra era un
gran imán. En sus obras sobre terapia magnética, Paracelso indica que el "imán es el
rey de todos los secretos" y además describe con detalle los diversos efectos curativos
de esta técnica en los seres vivos.

En el siglo XVIII en Francia fueron célebres los estudios sobre curación magnética
realizados por un abad francés llamado Le Noble : la Real Sociedad francesa de
medicina examinó sus trabajos y elaboró informes tan favorables que concluyeron que
el imán parecía destinado a desempeñar un papel tan importante en la práctica y la
teoría médicas como el que estaba comenzando a tener en el campo de la física
experimental.

Posteriormente, hubo algunos autores que investigaron sobre las terapias magnéticas:

- los japoneses Takahashi y Nakagawa investigaron sobre su beneficio en dolores
articulares;

- J. M. Boboc en 1980 para el tratamiento del dolor de espalda;

-   Baron - reputado neurooftalmólogo y director de investigación en el CNRS francés-
que concluyó en 1982 que los imanes eran muy eficaces para tratar el síndrome
mesencefálico (sus experimentos le llevaron a descubrir el aspecto relajante del polo
Norte de un imán);

-  P. Orengo, un cirujano ortopédico que trató miles de patologías en las articulaciones
con imanes y que en colaboración con el doctor M. T. Couchard demostró las
propiedades contra el dolor del polo Norte de los imanes;

-   Valade ,quien concluyó que eran muy eficaces en el tratamiento de los dolores de
cabeza (la neuralgia de Arnold);

- y los estudios efectuados en el Hospital Saint Michel de París donde un equipo probó
la efectividad de los campos magnéticos en la parálisis facial.  

3. La base celular detrás de estos descubrimientos

Cada vez que se genera una corriente eléctrica, alrededor se genera una campo
electromagnético. Es necesario que esos campos magnéticos se hallen en equilibrio.
Cualquier distorsión constante en el campo magnético de un órgano durante cierto
tiempo puede afectarlo gravemente.

El ser humano está expuesto constantemente a campos electromagnéticos de diversa
potencia que se cree pudiesen explicar la alteración de pH que describimos antes. La
tierra genera un enorme campo electromagnético: Halpern demostró que al aislar a
ratones del campo magnético terrestre introduciéndoles en jaulas especiales   los
ratones enfermaron rápidamente y en tres generaciones habían muerto todos víctimas
de distintos tipos de hipoplasia (una disminución significativa del número de células en
los tejidos del órgano afectado).

La NASA detectaría luego que al abandonar el campo magnético de la Tierra los
astronautas padecían la denominada "enfermedad espacial" caracterizada por el
desarrollo de osteoporosis y deficiencias en el sistema inmune y presentaban un
acortamiento de aquellos órganos enfermos y se corregía con un imán sobre el sitio en
particular.

Muchos investigadores piensan hoy  que el gran número  patologías que se
diagnostican -muchas de ellas articulares- podrían deberse a la suma de la
disminución progresiva del campo magnético de la Tierra denunciada por los
investigadores japoneses Kawai y Ritake (un 5% anual) y a la enorme contaminación
electromagnética que sufrimos. En esta línea, ya en 1958, el doctor Nakagawa acuñó la
expresión
"Síndrome de deficiencia de campo magnético" para definir la dolencia de
aquellos pacientes que presentan síntomas como rigidez de hombros, espalda y base
del cuello, dolor en la parte baja de la espalda, migrañas, vértigos, sensación de
pesadez, insomnio, estreñimiento crónico, laxitud general y desequilibrio del sistema
nervioso autónomo.

Nakagawa obtenía muy buenos resultados tratándolos con imanes.
Tanto una célula como su entorno inmediato están en un equilibrio dinámico en el que
se desplazan constantemente iones entre el espacio extracelular y el intracelular. Este
movimiento de cargas eléctricas forma un campo electromagnético. Y por lo tanto, todas
las funciones celulares son muy sensibles a la influencia de los campos magnéticos.  


Características De La Lesión Celular

La respuesta celular frente a los distintos estímulos nocivos depende de varios factores:
·        Tipo de estímulo. Ej.: toxinas de poder muy diferente
·        Duración del estímulo. Ej.: isquemia corta o prolongada
·        Gravedad de la lesión infringida. Ej.: reversible o irreversible
·        Las consecuencias de la lesión dependen de el:
  •    Tipo celular. Ej.: músculo esquelético o cardíaco.
  •     Estado de la célula. Ej.: deficiencias nutricionales, de oxigenación.    
  • Capacidad de adaptación de la célula. Ej.: diferencias genéticas.

·        La agresión actúa principalmente sobre cuatro sistemas:

  •    Membranas celulares, de las que dependen la homeostasis.
  •    Respiración aerobica, de la que depende la producción de ATP.
  •    Síntesis de proteínas.
  •    Genes celulares.

La agresión de cualquiera de estos sistemas repercute en la estabilidad de los otros
sistemas:
-        El daño a la respiración aerobica interrumpe la bomba de sodio de la membrana
plasmática, alterándose el contenido iónico intracelular.
-        Los cambios morfológicos son un reflejo de los cambios moleculares sucedidos
con anterioridad:

La mayoría de los órganos y tejidos se encuentran en un ambiente de pH cercano al
neutro: 7.3. Si este valor se altera debido a un daño celular , ya sea reversible o
irreversible, tienen un mayor o menor grado de acidez o alcalinidad ( el pH es la
concentración de iones Hidrógeno  o potencial de hidrógeno).



Cuando una persona enferma, presenta una mayor concentración de  iones
electropositivos (radicales libres y toxinas son las dos principales causas de la
acidificación)
que acidifican las células, los órganos, la sangre y las secreciones.



La terapia con biomagnetismo permite ubicar estos puntos donde hay daño
celular, y al vez corregir el ambiente local (pH) en esa misma sesión.

De esta manera, se indica para toda clase de dolencias, principalmente
aquellas dolorosas: osteo-articulares (fibromialgia, artritis, artrosis,
reumatismo), digestivas, cefaleas, dolores ginecologicos y todo orden de
enfermedades, en muchas de las cuales solo se pueden lograr resultados
paliativos, pero que disminuyen importantemente el sufrimiento de la
persona que las sufre (esclerosis múltiple, lupus eritematoso,  psoriasis,
hepatitis, herpes, cáncer, SIDA, diabetes, etc)
BIOMAGNETISMO: el par biomagnético y su utilidad terapéutica
entre las patologías dolorosas el biomagnetismo se aplica en
osteo-articulares (fibromialgia, artritis, artrosis,reumatismo),
digestivas,
cefaleas,
dolores ginecologicos
el par
biomagnético
detecta entonces:
virus
bacterias
hongos
protozoos
parásitos
estados
disfuncionales
de algunos
órganos o
tejidos
todo mediante el
uso de imanes
poderosos (10000
Gauss) en
diferentes partes
del organismo.
el uso del
dipolo
magnético
(polo positivo
y negativo)
permite curar
la alteración y
restablecer
su función.
Y en muchos casos en los que hay un componente
emocional asociado a la misma enfermedad
psoriasis
acné
neuralgias
infertilidad
cuadros autoinmunes
enfermedades crónicas como diabetes
La experiencia con numerosos pacientes indica:
que esta terapia ha sido muy importante en la curación de personas que no
tenían esperanza según sus propios médicos.

que puede efectuarse esta terapia en conjunto con los tratamientos y
supervisión médica, sin necesidad de abandonar los esfuerzos médicos , ya
que constituye un esfuerzo complementario.

El método supone que la gran mayoría de las enfermedades son provocadas
por una infección, ya sea subclínica o que se manifiesta con síntomas.